Un libro mas a la humanidad… (2. Tu Espacio)

Un libro mas a la humanidad… (2. Tu Espacio)

Ver la entrada anterior (1. Como empezar)

Luego de otra prolongada pausa debido a mis insistentes actividades académicas, retomo este tema tan importante para mi, por que ahora mas que nunca y gracias (irónicamente) a mis primeros estudios sobre una maravillosa y joven ciencia un poco inexplorada, que suelen llamar Sociología, logro este cometido con un doble proposito. Ten presente tener a la mano un método electrónico o físico en donde tomar apuntes, muy al estilo “lista de compras”.

Espero que esta sea una entrada especial; no solo porque hablare de un espacio físico que hay que acondicionar para crear un ambiente propicio a la hora de iniciar nuestra tarea como escritores. O porque afrontare tópicos como recursos emocionales, sensoriales, y hasta por que no sociales. Además es especial esta entrada porque espero la visita de alguien particular que en sus interacciones sociales (sin saberlo) me ha demostrado y hasta enseñado algunos aspectos respecto a la literatura muy interesantes, porque en mi caso particular, desarrollare parte de mi trama respecto surge la opinión de quien espero este leyendo esta entrada 🙂 si, me refiero a ti.

Espacio propicio y propio para desarrollar nuestra escritura.

temando el siguiente o Siguiendo el tema  de la entrada iniciare diciéndoles aunque no es indispensable un espacio físico como tu biblioteca o el estudio (les sugiero recordar el ejemplo de la entrada pasada sobre no depender de las cosas). Si que puede ser de gran ayuda un pequeño rincón en la comodidad del hogar, que primero cada vez que lo veamos nos recuerde la labor de escribir y nos motivemos a continuar; y segundo nos lleve a apropiar o permear ese lugar de la temática de el libro.

Yo en mi espacio, por ejemplo ubique en la pared un marco con una lamina de corcho y unas tachuelas que me permitirán ir agregándole a un lugar insípido personalidad, estilo propio y evidentemente notas imágenes apuntes y hasta objetos no identificados (enserio, hay cosas que ni me acuerdo como llegaron ahí y hasta miedo me da tocarlas para poder quitarlas) que me ayudaran en la inmersión de la trama.

La iluminación creo yo que es otro aspecto de suma importancia en este lugar, preferiblemente natural con no mucha exposición directa a los haces de luz del sol, evidentemente una muy buena luz blanca (de tonalidad fría) para las noches en las que tu mano escriba sola. Esto lo logras con una o varias lamparas o luces de empotrar. En ti y tu creatividad esta, pero permíteme recomendarte la luz LED que en lo personal me ha dado excelentes resultados en todo tipo de trabajos.

Tus nalgas agradecerán también una buena posadera después de tres o mas horas de trabajo. así que un buen relleno y de calidad, como unos buenos descansabrasos y una forma que permita tomar una postura ideal en tu silla, poltrona o sofá; diría una tía “queda como pedrada en ojo tuerto” :/

Por ultimo en esta sección de acondicionamientos físicos yo agregaría como primordial una buena hidratación, preferiblemente agua, sea una jarra con el vital liquido o algo que haga las veces. Les cuento que últimamente tengo el habito de dejar maní cerca a mi, y puede no ser tan bueno o ¿quien sabe?; pero pues si necesitan un pasabocas no es mala idea.

Insumos y recursos no materiales

Cuando hablamos de lo necesario, muy a menudo se nos viene a la cabeza objetos materiales y no materiales muy evidentes como la concentración, las ganas, un diccionario, buen vocabulario… pero pocas veces notamos que hasta un buen olor, característico de algún momento en nuestras vidas puede jugar un papel importante. Sobretodo pienso yo que los estados de animo tampoco pueden no ser tomados en cuenta, como lo es también saberlos manejar moldear, encaminar y dejar fluir respecto a nuestra posición y representación de sucesos o ideas en el libro.

Tienes que saber que escribirás según como te sientas, según lo que escuches, según lo ultimo que estabas haciendo, y eso es realmente lo que tienes que aprender a manejar y utilizar a tu favor; en mi experiencia personal he encaminado partes de mi libro que se identifican con el estado de animo en que me encuentro. Es decir que si tengo rabia la encamino y me desahogo con alguna escena en el libro en que sea necesario que algún personaje exprese su furia para continuar la trama.  Y así con las demás emociones y sentimientos con los que además de ayudar a encontrar inspiración se convierten e un método de terapia efectivo para expulsar eso que siempre reprimimos.

Que le digo, me dice, le digo, o no le digo, pero le dije, lo que dije, hay que le digo !!

Han pasado tiempo desde que retome en forma la idea de un libro, y cuando lo hice me di cuenta que una sola percepción y una sola experiencia son poco para contar algo, cuando puedes tener una segunda opinión sobre la marcha; un personaje de la historia que se acerque mucho a alguien real, en su personalidad, en sus creencias y hasta en su léxico al expresarse.  “… Cosas tan sencillas pero a la vez hermosas“. No se si alguien ya tenga experiencia en esto o yo sea el primer loco que tenga esas técnicas pero una frase muy especial para mi dice “el fracaso es la madre de el éxito” así que intentare iniciar a groso modo una idea que hasta ahora necesita ser probada.

No alargo mas esta entrada, recuerden no seguir a cabalidad los consejos y trucos que escuchen o encuentren; descubran su propio método y su propio objeto. Para mi escribir es toda una ciencia, no se ustedes que piensen.

Continua con la siguiente entrada (3. Erase una vez…)

¿Que te ha parecido?